PUBLICACIÓN MENSUAL

MARÍA JESÚS NUÑEZ 3

MARÍA JESÚS NUÑEZ

¿Por qué es tan necesario estar bien físicamente para practicar deporte?

Para realizar ejercicio y específicamente, entrenar en una disciplina deportiva es necesario estar sano, es decir, que todos los sistemas implicados en el movimiento funcionen correctamente. Si existe alguna limitación, podremos hacer ejercicio y disfrutar del deporte, pero el rendimiento será menor. En cualquier caso, practicar un deporte siempre va a mejorar la salud.

¿Qué ventajas aporta su práctica?

A su vez, cuando practicamos algún deporte, mejora la salud porque los diferentes aparatos del organismo funcionarán cada vez mejor, por ejemplo, el sistema cardiovascular será más eficaz en cada latido cardiaco, los pulmones aumentan su capacidad ventilatoria, los músculos pueden desarrollar más fuerza y resistencia frente a la misma carga, el sistema metabólico ajusta sus parámetros de glucemia, insulina, hormonas,.. ofreciendo una capacidad mayor de producción de energía, que al fin es lo que interesa.   

Muchas gente con algún tipo de patología (cardiopatía, etc…) cree que no puede practicar deporte ya. ¿Qué les recomendarías?

Los procesos de recuperación siempre implican la movilidad, ya sea de una articulación, de un sistema o en el caso de una cardiopatía del corazón. En la Rehabilitación Cardiaca se da al corazón y a todo el árbol vascular la cantidad precisa de ejercicio tanto en tiempo como en intensidad. En realidad, todas las patologías van a mejorar con el movimiento individualizado o adaptado a sus condiciones especiales. Puede ser una lesión de columna vertebral o una disfunción metabólica o una revascularización mediante stent de un infarto de miocardio. Ya que para recuperar utilizamos el ejercicio, está claro que el deporte también es un buen sistema para mejorar la salud. Lógicamente adaptado y eligiendo el mejor acorde a sus gustos y capacidades. Pero, sin duda, por tener alguna patología no vamos a descartar el deporte.

La recomendación básica es hacer una evaluación de los diferentes aspectos implicados en el deporte, al menos una valoración cardiaca, de sistema locomotor y unos análisis para conocer el estado actual y si es preciso adaptar o modificar algo del estilo de vida antes de iniciar la práctica deportiva. Hacer deporte es uno de los hábitos más saludables, pero siempre bajo la atenta mirada de un médico especialista (Médico Deportivo) que sepa valorar el estado actual, fijar los objetivos reales y en cada caso acomodar los ejercicios al momento de temporada y al estado físico.

¿ Qué es una prueba de esfuerzo y para que vale ?

Básicamente reproduce el deporte con una intensidad progresiva y en medio controlado. Es decir, si entrenamos en bici la parte aeróbica o cardio, vamos a realizar la prueba en un cicloergómetro. Cada minuto o dos minutos aumentará la carga, manteniendo la cadencia fija, así estresamos al sistema cardiovascular, pulmonar, metabólico y locomotor. Observaremos si responde de manera fisiológica o patológica el corazón y los pulmones. Por ello, se utiliza un electrocardiograma de 12 derivaciones y valoramos el comportamiento del corazón en cada momento. La ventilación pulmonar se aprecia con un sistema de medición específico, breath by breath, en el que se mide en cada ventilación la cantidad de oxígeno y CO2 que está respirando el deportista mientras realiza la prueba de esfuerzo. Ahora, se entiende que, al hacer esta prueba, se va incrementando la carga y por tanto se debe hacer cada minuto más esfuerzo, hasta llegar al máximo esfuerzo. En ese momento se obtienen cifras de Frecuencia cardiaca máxima, Presión Arterial Máxima, Ventilación máxima y otros parámetros que son muy interesantes para evaluar la respuesta al ejercicio.

Por una parte, la prueba de esfuerzo nos informa de la ausencia de patología, es decir, que todo está funcionando correctamente y por otro lado nos aporta valores de rendimiento muy útiles para los entrenamientos.

Estos son los umbrales ventilatorios. Son momentos especiales correspondientes a unas Frecuencias cardiacas y cargas de trabajo en las que si entrenamos podemos mejorar mucho el rendimiento deportivo. Son los famosos umbral aeróbico y anaeróbico. Si alguien tiene un rendimiento estancado es necesario, entre otros, valorar la forma de entrenar y los umbrales y establecer una nueva etapa en los entrenamientos.
Animo a todos a realizar una prueba de esfuerzo, si estamos al inicio de temporada, podremos saber cómo empezar y si estamos en el mejor momento podremos indicar cómo seguir mejorando. Es importante, además, descartar cualquier alteración que pudiera condicionar de manera leve o grave el desarrollo del deporte, por lo que es una medida de control de salud básica en la persona que realiza deporte de forma habitual.

Si hacemos unos análisis o vamos a revisión de nuestra dentadura anualmente, debemos preguntarnos cual es la razón para no chequear nuestro organismo al menos una vez al año, sobre todo, cuando le exigimos cada día un poquito más.

¿En que proyectos estas centrada ahora?

Pues seguimos con las pruebas de esfuerzo, mejorando los rendimientos de cada deportista, pero es cierto que no estamos ajenos a la pandemia de COVID-19. Nos ha abierto un campo inexplorado por el desconocimiento que la comunidad científica tenemos de este virus. Estamos asistiendo a un resurgimiento del valor “Salud”, no sólo como ausencia de enfermedad, sino como plenitud de las diferentes áreas que tiene el ser humano.

Por ello, los programas de prevención de COVID-19 me parecen muy importantes, valorar nuestro estilo de vida, si es activo, si existe o no sobrepeso, si duermo bien, si hago ejercicio, si es suficiente o me estoy excediendo, si mi alimentación es adecuada y rica en omega 3, antioxidantes, en vitaminas…Además, si mi nivel de estrés es bajo o al menos sé cómo manejarlo, si tengo relación con amigos, aunque no pueda verlos, si mi tiempo de ocio es saludable, si he eliminado los tóxicos de mi vida, en fin, tener la mejor salud posible, no nos asegura no pillar el virus, pero sí está demostrado que la afectación es mucho más leve y la recuperación es más rápida y satisfactoria. Así pues, podemos planificar una mejora de salud para no infectarnos atendiendo a estas áreas con determinaciones médicas que nos aportan niveles que siempre podremos superar.

Por otro lado, tenemos los pacientes que tuvieron la infección por COVID-19 y que necesitan un apoyo para volver, en lo posible, a la vida normal. Se han observado muchas secuelas, especialmente del sistema respiratorio, con limitaciones al flujo aéreo que conllevan un cansancio mayor del habitual, los dolores musculares, las trombosis, etc… Para toda esta patología estamos ofreciendo tratamientos individualizados con fisioterapia respiratoria, ejercicio personalizado y acompañado de un fisio entrenador, suplementación vitamínica, apoyo emocional, alimentación y por supuesto las espirometrías y saturaciones de oxígeno evolutivas para confirmar la recuperación.   

Cada día se abren nuevas puertas en las que podemos ayudar a mejorar la salud, en esta ocasión el COVID-19 nos ha condicionado a todos y si podemos contribuir desde Healthing a tener la esperanza en que todo mejorará, ahí estaremos para indicar cómo poder optimizar el nivel de Salud de cada paciente.

Si te ha gustado comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

COLABORA CON NOSTROS

Rellena este formulario y nos pondremos en contacto lo antes posible

Ayudanos comprando en Amazon