PUBLICACIÓN MENSUAL

page-banner-acl

LA SALUD NO MOLA

Molan los esquís nuevos, los anoraks de la última temporada, esa tabla reactiva con el último núcleo, las zapatillas que lleva Nadal, o la bici con la que corre Contador… pero la salud no mola, es así, vamos a asumirlo.

La cosa cambia cuando Murphy se cruza en nuestro camino y viene la lesión… nos recuperamos de ella y claro, podemos optar entre hacer como que no ha pasado nada, o poner medios para prevenir una recaída: solemos elegir la primera opción.

Y es que la salud no mola, no mola tener que llevar una rodillera, una tobillera, bajar el rendimiento y recuperar poco a poco; pero es algo que debemos empezar a considerar. Prevención frente a recuperación.

Pongamos un ejemplo para entender mejor el por qué la frase de “más vale prevenir que curar” tiene sentido aplicada al deporte. Tras operarnos de una rotura de un ligamento de la rodilla podemos quedarnos muy bien, pero ese ligamento no va a resistir tanto como lo hace uno que nunca haya sufrido esa lesión; lo que significa que vamos a ser más propensos a recaer tras una primera rotura, y quizás tener que volver a pasar por todo el proceso de quirófano y rehabilitación. 

Quizás entre todos sea más fácil conseguirlo, el hecho de que buscamos sensaciones que nos gustan, sensaciones que molan; y queremos transmitir eso con la ropa que llevamos, con el estilo de deporte que practicamos y con nuestros actos. No hay nada malo en ello, pero lo que falta es un punto en el que añadir a ese estilo la prevención, y más aún en casos que se ha sufrido, se han superado y no se quieren volver a pasar. 

Hay varias formas de prevención dependiendo del grado de lesión:

Cambiar la disciplina deportiva: si hemos sufrido una lesión donde nos hemos roto el menisco, y somos de saltar en el snow-park, quizá lo más sensato sea cambiar y dejar de provocar impactos en ese menisco. Cualquier actividad supone un esfuerzo para ello, pero no afecta igual bajar por pistas en forma de ocio, que estar en el parque con saltos y módulos.

Visitar de forma periódica al médico, de forma que evalúe la lesión, y cómo evoluciona. Igualmente, un fisioterapeuta puede ayudarnos a fortalecer y recuperar la musculatura.

Productos de ortopedia diseñados para la prevención: suena raro pues tenemos el concepto de que lo “ortopédico” es algo viejo, feo y aparatoso… nada más lejos de la realidad. Es uno de esos sectores en los que todo ha avanzado igual de rápido que la tecnología, y hay órtesis (así se llaman las rodilleras, tobilleras, etc) especiales para deporte.

Respecto al último punto, que es el que más “piropos” suele llevarse, de ortopédico y similares, poner unos ejemplos. Lindsey Vonn, ¿quién no la conoce? Un referente mundial en el esquí, lo ha ganado todo, y debajo del mono que lleva se calza dos rodilleras porque las lesiones que tiene no son moco de pavo, y bien sabe que mejor prevenir una lesión más, a quedarse de nuevo fuera de la nieve. Por supuesto que es una decisión tomada en consenso con sus preparadores, fisios, médicos, etc; pero es una decisión en la que saber poner el orden de importancia a los factores. Y quizá muchos podríamos pensar que cómo puede ser que con una rodillera “ortopédica” alguien pueda ganar en un mundial de esquí. Lo que pasa es que esa rodillera está hecha a medida en fibra de carbono y con una articulación especial que protege, aún más los ligamentos.

Sin llegar a hacernos una rodillera a medida que, dicho sea de paso, está al alcance de cualquiera, podemos encontrar otras, de estructura, forma y funcionamiento similar pero fabricadas con una aleación de aluminio similar a la que se usa en el sector aeronáutico… ¿ahora empieza a molar la salud o no? 

La  articulación a la que nos referimos tiene casi tantos ensayos como los de un avión, dado que soportan muchas fuerzas y no pueden romperse para ofrecer esa seguridad. Otras rodilleras están hechas de titanio… Y todos pensando que eran esas cosas feas, pesadas y de hierro.

Para los que piensen eso, hablando de otro tipo de rodilleras por ejemplo, ¿Sabéis que existen unas que tienen un diseño en red que sirve para disipar y repartir cargas aliviando el dolor de la parte anterior de la rodilla? Pues sí; existen. Esa red está fabricada en un elastómero y con una forma muy pensada, diseñada de manera que haga eso, ni más ni menos, descargar de forma activa la sobre carga que se produce en tendones (rotuliano, cuadricipital ) que son los que, en muchas ocasiones, producen dolor, debido a tendinitis, sobrecargas, síndrome de Osgood Schlatter, etc.

Podríamos seguir; ¡Ah! Si, un tema que está muy de moda ya que ahora todos hacemos running ¿Quién no ha sufrido o, si no lo ha sufrido, no conoce a alguien con fascitis plantar? ¿Alguien levanta la mano? ¿Alguien no conoce a nadie? ¿Verdad que no? Pues debéis saber que es una dolencia que es posible evitar, aliviar o tratar, por ejemplo, con unas buenas plantillas fabricadas a medida para nosotros. Parece increíble lo que pueden conseguir unos elementos fijos puestos ahí, dentro del calzado… Pero la cosa no acaba ahí; Si unas plantillas nos pueden ayudar a prevenir esa dolencia o a tratarla, existen también otros productos que pueden hacerlo, como es una tobillera específica para la fascitis plantar, tendinitis de Aquiles o para alivio de dolor por espolón ¿No sabéis de qué hablamos? Pues os invitamos a echar un vistazo a este simple diagrama.

Según comentarios de algunos usuarios (no uno ni dos): “es magia pura” Ahí lo dejo.

Y podríamos seguir dando ejemplos de cómo la ortopedia puede ayudarnos en nuestra vida diaria, pero no sólo cuando hemos sufrido una lesión, sino que puede ayudarnos a prevenir muchas de ellas… ah, ¡y no somos tan feos como nos pintan! ¡La salud mola!

Ortopedia Lacadena Jaca

Si te ha gustado comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

COLABORA CON NOSTROS

Rellena este formulario y nos pondremos en contacto lo antes posible

Ayudanos comprando en Amazon